Efectos colaterales

. 24 de octubre de 2007
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks










Fotografia: El País



La Guardia Civil ha detenido hoy en Burgos a un grupo de islamistas que presuntamente formaban una cédula vinculada a otros países que fomentaba la "yihad". El grupo estaba liderado por Abdelkader Ayachine, que regentaba una carnicería que a su vez servia de cuartel general.

La noticia en si me produce satisfacción si como es de suponer, ha servido para prevenir futuros atentados y evitar víctimas, pero también y uniendo esta noticia a la de la brutal agresión por parte de un joven a una chica en el metro por su condición de inmigrante, me hace temer una catalogación de "terroristas" a toda la comunidad musulmana que vive y trabaja en Burgos.

Deseo con todas mis fuerzas que este éxito policial no desencadene una satanización de quien solamente desea trabajar y vivir en paz y que tienen todo el legitimo derecho a profesar su religión.

Tengamos cuidado

5 comentarios:

Virginia dijo...

Yo vivo detrás de Hacienda y muy cerquita de la carniceria. Todos los vecinos siempre hemos comentado que allí pasaba algo porque siempre estaba vacía (con todo respeto diré que tenía una pinta malísima y no olía demasiado bien) y abría hasta tardísimo. Los Sábados podían estar abierta hasta las 11 de la noche o así. Siempre se le veía a él, tapado hasta los piés con una señora a la que acompañaba a casa.

Estaba cantado que algo pasaba

Francisco O. Campillo dijo...

Y yo esta tarde tengo que hablar sobre el Sáhara y sobre blogs en la UBU ¡Que no nos pase nada!

J.R.Justo dijo...

Ya te digo, Fran
Que nos pillen "confesaos"

pilar dijo...

alucinando esta semana con todas las noticias que pasan, me extraña que no hayáis tratado el tema del IN-DE-FI-NI-BLE personaje que atacó a la peruana en el metro. Es que no encuentro la manera de entender este mundo.
Ya no sólo el hecho en sí.
Es que ahora resulta que el tipejo es VÍCTIMA DE LA SOCIEDAD, no te jode (perdón) y encima le estamos convirtiendo en un PERSONAJE MEDIÁTICO.
Ser cabrón (perdón) sale rentable.
Pilar.-

Pedro Ojeda Escudero dijo...

J.R.Justo: efectivamente, tengamos cuuidado y no nos dejemos arrastrar. Es una acertada visión de lo ocurrido.