Teatro Principal

. 30 de marzo de 2009
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

Teatro Principal de Burgos, Platea Butacas, Fila 2, Nº asiento 41. Hay un "ex-espectador" que busca destroncharse el cuello intentando ver el musical "Jesucristo Superstar". Solo accede a la visión de un tercio del escenario, un tercio que para más mala suerte no es el preferido por los actores que demuestran cierta querencia hacia los dos tercios ocultos. El "ex-espectador" gira su maltrecha unión cabeza-tronco hacia el lado opuesto y observa a sus compañeros de sufrimiento, una contemplando el techo abovedado, otro jugando a constructor naval con el programa y su mujer haciendo estiramientos.

El "ex-espectador" también mira con envidia al patio de butacas y ve a otros espectadores disfrutando de un musical por el que han pagado exactamente lo mismo, 50 euros, un capital en los tiempos que corren. Nadie le informó que esas "butacas" eran para no ver lo que se pagaba por ver.

El "ex-espectador" clama venganza, jura que intentará que ningún ciudadano más, burgales o foráneo sufra semejante fraude y estafa y emprende acciones legales contra el Ayuntamiento de Burgos propietario del teatro y contra el Instituto Municipal de Cultura, responsable de su explotación y responsable también de poner a la venta un servicio que no presta.

El "ex-espectador" se compromete a informar puntualmente sobre dichas reclamaciones y el resultado final obtenido.

Por cierto, ¿Judas acepta las monedas?

7 comentarios:

Francisco O. Campillo dijo...

¡¡¡ Hombre de poca fe !!!

Avanzamos hacia La Pasión; no te diste cuenta que tu Ayuntamiento quiere facilitarte la flagelación.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hace tiempo, en una de mis entradas, denuncié cómo se habían llevado a cabo la restauración de estos edificios. Recojo el guante y hago entrada hoy mismo porque esto, efectivamente, es de denuncia.

ELDM dijo...

"Casualmente" yo soy la ex espectadora del asiento 39 de la referida ubicación. Esa noche se me despertó la indignación y la impotencia ante tal atraco a mano armada. Por si fuera poco esta mañana he tenido que oir a una funcionaria del Ayuntamiento decirme ¿no sois de Burgos, verdad? lo digo porque la gente de Burgos no son muy dados a reclamar...

Me uno o me aferro a esta causa por la que no se puede permitir que Burgos tenga un teatro que sea la verguenza de quien lo visite.

La pena es que el IMC no hará nada, el siguiente paso será una reclamación previa ante la Administración (que son ellos) y el siguiente denunciar ante el Juzgado (con abogado y procurador, cuyos costes garantizo que son superiores a lo reclamado).

Señora funcionaria, no es que los burgaleses no sean muy dados a denunciar, lo que sucede es que los burgaleses son inteligentes para no emprender causas perdidas.

Como no soy inteligente porque los burgaleses son mis hijos, la ex espectadora de la butaca 39 tiene la sana y loca intención de denunciar la aberración del Teatro Principal de Burgos y llegar hasta el final.

Mafi dijo...

Cuanta razón!!! todavía me acuerdo de mi última asistencia al Teatro Principal (de los pin y pon) y compré una entrada de silla en un palco debajo justito de los focos.. indescriptible, ¡qué calor! inhumano, no se veía, sólo se oía... pero no reclamé, parezco de Burgos, es una auténtica vergüenza...como tampoco tienen aquellos que siempre disfrutan de las pocas entradas de patio (los mismos), siempre lo he dicho Burgos es provinciano porque le gusta ser provinciano, todo lo que llega aquí, franquicias, obras, grandes superficies son a la medida de un pueblo, de los clic de famobil... y el Teatro se llama Principal ¡qué fuerte! .

BIPOLAR dijo...

Pues yo tuve más suerte respecto a la butaca pero delante tuve a la mujer de Homero Simpson con el baile de San Vito, transformada en tío inquieto. No sé que gracia tiene disponer las butacas en horizontal.

Hace poco me vendieron una entrada por el dichoso sistema telefónico automático y lo curioso que hay que canjear dicha venta en una máquina que tienen en el TP (su sala de exposiciones), asignándoseme una birriosa localidad con la que fui a reclamar al Jefe de Sala, y posteriormente presenté la reclamación a la presidenta del IMC. Ésta, como muchas otras cosas a dormir el sueño de los justos. (Con perdón)

pablo miguel simón dijo...

Dios mío, 50 euros. Eso debe ser lo de acercar la cultura al pueblo, pero más encerrada que la hostia en la custodia del Corpus. Hace tiempo que dejé de ir al Principal si no encuentro sitio en las primeras filas del patio. Los mismos espectáculos que vienen por aquí se pueden ver mucho más dignamente en Madrid, Zaragoza, Bilbao, Vitoria o Logroño. También en Valladolid, pero no es cuestión de cabrear más al personal.

kremaster dijo...

Creo que recordar que en el funesto Gran Teatro había unas localidades son visión que se las regalaban a afiliados a la ONCE. Alguien debería recuperar esa idea en la caja-de-cerillas también conocida como Teatro Principal.

Ánimo