Carabanchel.

. 22 de octubre de 2008
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

Uno de los más infames símbolos del franquismo, desaparece definitivamente. Cerradas sus puertas desde 1998, ahora toca a sus muros, tapias y celdas desaparecer para siempre jamás.

Los integrantes de la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto y organizaciones de defensa de la memoria histórica están "indignados" por la entrada de las maquinas para su demolición, piden que se mantenga la cúpula y se habilite para un recinto/museo.

"Los pueblos que no conocen su historia, están condenados a repetirla" decía Winston Churchill y es cierto, pero en el caso de "carabanchel" lo conocemos y no lo olvidaremos aunque no quede ni uno solo de sus muros, tapias, celdas ni cúpula. No hace falta, no lo olvidaremos.

Desterremos para siempre los instrumentos del horror, no los convirtamos en barnizados monumentos para visitar un domingo soleado. No encuentro mayor homenaje para las víctimas de la represión y la tortura que aniquilar los jardines de sus verdugos

El sufrimiento no se olvida, ahorrénse el recordárnoslo.

1 comentarios:

Mafi dijo...

Bueno... es nuestro sin-sin español, todo depende como se mire, algunas cosas las queremos enterrar y otras desenterrar...