Me confieso

. 11 de marzo de 2008
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

Hoy me he levantado un poco más pecador que ayer, el consuelo es que tal y como va el Vaticano, lo soy menos que mañana.

Después de reconfirmar que el infierno si existe, que es eterno y un sufrir, monseñor Gianfranco Girotti, director del penitenciario apostólico, nos avisa desde L’Osservatore Romano que la Iglesia se moderniza y pone nuevos pecados a disposición de los mortales:

"uno no ofende a Dios solo al robar, blasfemar, o desear la mujer del prójimo, sino también cuando uno daña el ambiente, participa en experimentos científicos dudosos y manipulación genética, acumula excesivas riquezas, consume o trafica drogas, y ocasiona pobreza, injusticia y desigualdad social".

A veces, no siempre, me equivoco y echo los plásticos al contenedor de la latas, los papeles al de los plásticos y las latas al del cartón. ¡Pecado!

Los jueves me juego en el estanco un euro a la primitiva con el propósito de enriquecerme vilmente a costa de infinidad de ingenuos que piensan que les va a tocar los millones a ellos. En este caso peco a medias con el Estado.

Aunque lo intento con todas mis fuerzas no bajo del paquete de cigarrillos diario y del whisky por la noche. Drogas legales pero drogas al fin y al cabo. ¡Pecado!

Hace unos días he votado a un partido que no me garantiza mantener y menos aumentar el 0,7 de ayuda a países necesitados, que mantiene un sistema judicial en el que un asesino goce de paseos con su novia y que gobierna un país en el que según el INE el 20% [datos del 2007] de los habitantes vive por debajo del umbral de la pobreza. ¡Pecado, Pecado!

No se yo si con 500 avemarías...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Se nota que vas a MISA!!!

Hace tiempo, estos chistes me hacian un poco de gracia pero ya aburren

Asi que si no fuera por TI ni me enteraba de que van estos obispos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

si es que empezamos a pecar en el desayuno y no paramos...

Caelio dijo...

hijo mío: realmente me cuesta encontrar una penitencia justa para tales pecados.

Dime, hijo, ¿el güisqui que tomas es del bueno?.

Pues entonces la penitencia que te impongo es que lo compartas con tus semejantes.

Ve en paz.

Francisco O. Campillo dijo...

Los obispos no han dicho nada nuevo. Lo verdaderamente novedoso sería verles posicionarse en la lucha el SIDA, por poner sólo un ejemplo sencillito.

Mafaldia dijo...

Hola, no te preocupes tanto has dado un paso muy importante y es el de la HUMILDAD por lo menos reconoces tus pecados... y tranquilo creo que no haces nada malo que no hagamos los demás... si fueras ese que pasea con su novia alegremente después de haberse cargado a unos cuantos, otro gallo cantaría, y ese sí que no reconoce nada de nada, y mucho menos a su madre. Saludos bibliotecarios. nos vemos