La fuerza de ventas

. 22 de enero de 2009
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

La crisis viene pegando y las empresas, sólo algunas, se ponen a potenciar y reforzar sus departamentos comerciales, otras a solicitar inyecciones de dinero al Estado y las que menos ya, a buscar liquidez con su en otros tiempos banco amigo.

FACUA-Consumidores en Acción tramitó en 2008 un total de 30.702 consultas y reclamaciones, principalmente de compañias de telecomunicaciones, entre los motivos de las reclamaciones destacan las trabas para admitir las solicitudes de baja de los usuarios, la imposición irregular de penalizaciones ante la cancelación de los servicios, la publicidad engañosa, el incumplimiento de las ofertas y el cobro de servicios no contratados.



El teléfono, el telefonillo del portal, el timbre y no digamos el mail, echan humo de propuestas que no deseo comprar y que en la mayoría de los casos llegan con el engaño como tarjeta de presentación.
Hay que saber vender

2 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Las grandes compañías eléctricas se suman a la campaña "imposible darse de baja", "yo también soy capaz de estafar", "me lo dice o me lo cuenta" y "le paso"... Y sobre todo esta, que me ha pasado a mí:

-¿oiga? sí, mire es que vino un comercial suyo y me animó a ser cliente suyo, he estado estudiando su oferta y según las cláusulas de su precontrato, puedo desistir en el plazo de diez días.
-tiene que llamar al teléfono de clientes.
-No he recibido el contrato en forma .
-Lo recibirá en breve.
-Mire, no soy cliente suyo, pero por si acaso, me doy de baja ya.
-Este teléfono es sólo para los que no son clientes. Disculpe.

Está denunciado, no he recibido ningún contrato, y me han dado de alta.

pablo miguel simón dijo...

Verdaderamente genial, siempre he sido marxista en el cine. En cuanto a los comerciales, hay de todo, porque son personas. Lo verdaderamente peligroso son las estrategias de venta y desatención al cliente de las grandes compañías, al día se dan miles de casos como el que cuenta Bipolar.