Símbolos

. 25 de noviembre de 2008
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

La sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Valladolid que obliga al colegio público Macías Picavea a retirar los crucifijos de sus aulas, es por un lado impecable al amparo de los artículos 14 y 16.1 de la Constitución, y explosiva por otro a tenor de los resultados, la llamada guerra de los crucifijos.

Venimos padeciendo un absurdo y cada vez más agudizado desencuentro Gobierno-Iglesia, debido a un confuso y dubitativo papel en la actuación del primero y a una inadmisible prepotencia y añoranza de antiguas épocas de la segunda.

El Gobierno gobierna dentro de un Estado aconfesional desde hace 30 años que votamos la Constitución y es su deber y obligación trabajar acatando la voluntad popular sobre el tipo de Estado que se eligió, ¿por qué entonces la toma de cargos ministeriales ante la Biblia y el crucifijo, refrendado en el Congreso recientemente con 309 votos a favor, los funerales de estado, los capellanes castrenses y demás símbolos y costumbres religiosas que inundan organismos y dependencias publicas?

¿Por qué la Iglesia no acepta su papel actual dentro de una sociedad adulta y formada y deja actuar en conciencia sin imponer miedos, castigos y amenazas violentas [Rouco, Cañizares, Amigo, etc] y trata de olvidar, o lavar, un pasado vergonzante al lado de los totalitarismos más sangrientos, por qué no olvida su doble moral, pregonando el olvido sobre unas muertes y beatificando otras?.

También sería de gran ayuda que los colegios se dedicaran a "enseñar", ya saben.. los ríos, las mates, ortografía.... de educar a mi hijo según mis creencias ya me ocupo yo.

Supongo que este desencuentro va para largo y mientras nosotros... a lo nuestro.

Belenes por aquí, reyes magos por allá.

7 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, ¿por qué?
Sólo una matización: la sentencia no obliga a quitar los crucifijos, sino todo símbolo religioso. Lo digo por las acusaciones de cristofobia...

Mafi dijo...

Me entristece muchísimo todo, esto, lo de la memoría histórica... de aquí no va a salir nada bueno y sigo pensando que son cortinas de humo... :(

Francisco O. Campillo dijo...

Comparto tu opinión casi al cien por cien; siempre hay que dejar un margen de discrepancia para el debate ;-)
Por cierto ¿Cuándo se dará cuenta la Iglesia Católica de que aferrándose a viejos privilegios no hace más que separase de la sociedad, de la gente con cara y ojos?

aaaa dijo...

Importante el matiz de todo símbolo religioso, Pedro.
Yo los coles públicos que conozco de Burgos, y más aún los institutos, los retiraron hace tiempo.
Un saludo.

J.R.Justo dijo...

Muy importante matiz, Pedro.

BIPOLAR dijo...

Pues yo conozco un colegio público, que ha tenido hasta el año pasado, carteles con iglesias, y otros símbolos, peanas con santos y crucifijos.

Aislados y desamparados en la hora de no religión, a merced de la voluntad del profesor de turno. Los pocos niños han llegado a estar desatendidos, en busca de un docente y marcados con una cruz.
Esto es verídico y lo suscribo yo, en la ciudad de Burgos a 26/11/08.

Y otrosí digo, administraciónes más altas, invitan al servicio religioso y conservan ciertos vestigios, desde mi punto, inapropiados.

Como bien dices, hay cosas que son de interior y no de exterior.

Antònia P. dijo...

He llegado hasta aquí a través de mis amigos burgaleses blogueros.
Desde Cataluña no puedo entender porqué se estigmatiza a este señor que, como padre, ha exigido el derecho a una educación aconfesional (vaya chorrada) o laica.
Y lo que dice Bipo me parece gravísimo, denunciable y de juzgado de guardia.
Al César lo que es del César, Roucos y toda la compañía y a Dios lo que es de Dios.
Un saludo.