La China olímpica

. 16 de abril de 2008
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

China no esta moviendo un solo dedo ante las peticiones y presiones de gobiernos y manifestantes para que abra un diálogo con el Dalai Lama y oficialice la liberación de presos políticos, a pesar de las amenazas de boicot de los próximos JJ.OO. Es consciente que tiene un problema más tóxico: la contaminación que cubre las sedes y que podría verse por todo el mundo a través de la televisión, sin contar los problemas de salud que podría reportar tanto a los atletas como al resto de los mortales, que lo son, como publico visitante y organizadores.

Los dirigentes de la República Popular China han pensado que no pueden dar una imagen tan "apestosa" de la que según el Banco Mundial es la segunda potencia mundial y han decidido cerrar durante 9 semanas todas las fabricas dentro de un radio de 200 kilómetros de Beijing pudiéndose ampliar el radio de la zona si el aire no queda lo suficientemente presentable como para verse en TV. Además limitara el trafico sobre la mayor parte del norte [Beijing, Tianjin, Hebei, Shanxi, Mongolia Interior y provincias Shandong].

Algunas empresas burgalesas que tienen factorías o interés en China ya se están preparando ante el desguisado logístico que se avecina y están intentando proveer de material y recursos sus plantas.

Todo sea por el espectáculo olímpico.
Los presos y ejecutados no importan. No salen por televisión.

1 comentarios:

Mafaldia dijo...

Osea que hagan lo que hagan no van a ser O-limpiadas, hay roña que no sale ni con piedra pómez ni olor nauseabundo que se cubra con perfume. Muchos más saludos